viernes, marzo 09, 2012

LA SERENIDAD DE LOS ALMENDROS

2 comentarios:

Alimontero dijo...

Hola mi querido Manu, tù sabes que te leo, te sigo...;-)
Veo estos almendros y no sabes como mi corazón salta...leia a Hiltrud y a tí viendo que es la época de plantas pimientos, jajajajajaa... genial...
Es la maravilla de la naturaleza maravillosa...yo amo mi jardín, cada planta, arbusto y los árboles.. son parte de mi familia... "los siento" cuando necesitan algo...este año he visto como el sol ha dañado el Acer Japónico... totalmente quemada sus hojas... en pleno verano estaban doradas.. como en otoño, creía que era falta de agua y lo dejaba en goteo por una hora... y no se ha secado, sí se han quemado sus hojas, como los botones de las hortencias... qué pena amigo querido...
Y veo tus almendros.. en frente de casa hay tres....me anuncian colores, aromas, reínicio de la vida...
Gracias Manu querido amigo,

te abrazo,

Ali

Manu-el dijo...

Una vez mas Mi Estimada Ali tus reflexiones y comentarios alegran este pequeño rincón del ciberespacio. Espero que ese acer japónico se recupere y vuelva a lucir en todo su esplendor. Los arboles son unos seres muy especiales…su generosidad, su compartir y su silencio son una fuente de inspiración para todos nosotros.
Saludos y Abrazos
Manu