viernes, febrero 24, 2012

EL FIN DEL SUFRIMIENTO


Una vez más hemos pasado por la ermita de cristal que la naturaleza ha construido de una forma magistral y sugerente en la fuente que está a pocos metros del camino. En este mismo lugar la tradición cuenta que se apareció la Virgen de Arantzazu. La figura que está en la pequeña urna de cristal así lo atestigua. Uno tiende a pensar que las lamias o esos duendes de la mitología vasca también tienen su participación y su protagonismo en este hecho pasado y en esta imagen presente.
El hielo y la nieve han compaginado su ingenio y su creatividad en esta parte del bosque. Los robles una vez más muestran esa desnudez que les caracteriza en esta época del año. Aunque detrás de esta apariencia la vida sigue palpitando con fuerza y las raíces se siguen nutriendo de las hojas caídas en el otoño. Curiosamente las formas de hielo me recuerdan a una iglesia surrealista en miniatura. Uno constata con alegría como La Naturaleza, en esta parte del bosque, se arrodilla con humildad para mostrar su magia más generosa y solidaria. Me viene a la cabeza el blog maravilloso de Mi Estimada Amiga Ali...El Arte de Vivir para Bien Morir.
Esta mañana el paseo ha estado matizado por el mensaje escueto que he recibido a primera hora...”Nerea ha dejado de sufrir”. Nerea es-era una niña de cinco años alegre y extrovertida en su forma de expresarse, e introvertida en su forma de mirar el mundo, que ha pasado una página más del libro de su vida. Bueno...en realidad su nombre no es Nerea. Estoy utilizando este nombre para garantizar su anonimato y por que el nombre de Nerea -en Euskera- traducido al castellano le da un trasfondo curioso y paradójico a la frase entrecomillada. Durante los dos últimos años, Nerea hasta el ultimo segundo ha estado tratando de superar un cáncer  muy agresivo que la dejo paralizada de la cintura para abajo al poco de recibir el primer tratamiento de esa quimioterapia tan controvertida y cuestionada. La silla de ruedas ha sido "el juguete" mas utilizado y socorrido en su relación con otros niños. Estos dos últimos años las conversaciones con su madre han girado en torno a esta situación tan extraordinaria donde el sufrimiento, la angustia y el dolor han sido los acompañantes habituales. Sus visitas al hospital y su vivencia con otras familias en similares condiciones han dejado una impronta dramática muy difícil de olvidar. Varias veces me ha comentado que se considera una experta psicóloga con muchos años de experiencia, pero ni su doctorado en psicología, ni los libros de autoayuda, ni las diferentes personas a las que ha acudido han podido ayudarle lo más mínimo. Se encuentra y se ha encontrado tremendamente sola ante esta situación. Nunca se hubiese imaginado que miles de niños/as y de madres/padres estén pasando por situaciones similares todos los días.
En estas condiciones uno se pregunta si el sufrimiento tiene alguna finalidad o si los Seres Humanos podemos encontrar alguna forma de acabar con el mismo. El dolor físico nos muestra que algo anda mal y que algo deber ser reparado. ¿El sufrimiento de un ser querido o el sufrimiento propio nos está mostrando algún tipo de anomalía?. En esta situación...¿El sufrimiento será como la oscuridad que se mueve debajo de una llama?. Donde hay incertidumbre hay un anhelo de averiguar la Verdad...pero donde hay sufrimiento...¿Puede sembrarse la semilla de la Verdad?. Estoy convencido de que todos tenemos esta capacidad tan especial pero tan sencilla de cultivar estas semillas de luz. Pero es evidente que debemos mirar en nuestro interior, ya que la solución no está en los libros, ni en los expertos por muchas carreras que tengan. Así mismo la esperanza de que la Vida continúe más allá y/o la existencia de un alma inmortal no dejan de ser placebos psicológicos que pueden paliar el dolor y el sufrimiento de forma temporal pero no los curan de forma definitiva.
En estas situaciones los seres humanos nos encontramos tremendamente solos y en esta soledad tendremos que ser capaces de prender o de ver La Luz de la Verdad y/o de comprender el sentido y la finalidad de todo esto que nos genera tanto sufrimiento, dolor, angustia y aflicción. Ser una Luz para uno mismo es la mejor receta para ser una Luz para los demás. En este compartir y en este arrodillarse ante la vida  hay una belleza y una magia extraordinaria. Esta magia está al alcance de cualquiera que se acerque con humildad y con sinceridad. En estas condiciones uno puede constatar como La Naturaleza de La Vida se muestra tal como es.

7 comentarios:

Dani Dofinet dijo...

Una estupenda reflexión.

Mis mas sincero pésame para su madre y allegados

Manu-el dijo...

Gracias Dani

AXSER dijo...

Me gusta el nombre de su blog, por que ha resonado profundamente en mi y no sabia a que se debía esa inquietud.
He descubierto que encierra una sutil contradicción, dado que la expectación no suele ser serena, casi siempre es una emoción tensa. Pero quien logra la "serena expectación" digamos que logró conquistar el equilibrio justo, el tono ideal de las emociones. La ecuanimidad anímica.
Para entender el sufrimiento es necesario cultivar la Serena Expectación.

SALUDOS!!

Axser
http://ciudaddedios-axser.blogspot.com/

Manu-el dijo...

Gracias Axser por tus reflexiones tan acertadas y tus comentarios tan cercanos...también cabe comentar que La Serena Expectación es ese lugar dentro del Ser donde hay libertad Espiritual y donde la mente que fragua todas las ilusiones ha dejado prácticamente de existir dejando abiertas unas compuertas por donde se derrama íntegramente y sin reservas La Vida Universal…

Enhorabuena por los comentarios y reflexiones de tu blog...con tu permiso lo añado a la biblioteca de Blogs Amigos.

Saludos y Abrazos
Manu

AXSER dijo...

Gracias Manuel !

Con gusto estaré entre tus Blogs amigos, seguiré atento tus escritos.

Un Abrazo !!!

Alimontero dijo...

Querido amigo Manu, .....aún estoy emocionada leyéndote ;-) tanto por el contenido en sí que es para atesorarlo en nuestro corazón y tenerlo presente constantemente...

Já! seguro te veo sonriendo por lo despistada que he sido. Habitualmente te visito y de este espacio, tu corazón, aprendo y comparto parte de tus entradas.

Me honras al publicar y calificar mi blog como maravilloso....

Te abrazo en medio de esa hermosa naturaleza,

Ali

Manu-el dijo...

Así es Mi Estimada Ali…una sonrisa de complicidad me acompaña mientras estoy leyendo tus comentarios. Es una alegría escucharte y oírte en este pequeño rincón del ciberespacio. Cuando he leído tu artículo de “Aceptar La Perdida”…lo he enlazado con este otro de “El Fin del sufrimiento” ya que los dos están hermanados.

Saludos y Abrazos
Manu